¿Está su organización preparada para ser una empresa del Siglo XXI?

La Pequeña y Mediana Empresa del Siglo XXI (PYME) debe adecuarse al uso de las nuevas tecnologías para poder competir en el mercado global.

Anteriormente, las tecnologías necesarias para que las empresas fueran altamente productivas solo estaban al alcance de las grandes corporaciones debido a su costo y complejidad. Hoy en día, gracias a los servicios en Internet, es posible que las empresas del siglo XXI (PYMEs) puedan hacer uso de herramientas tecnológicas que les ayuden a competir de igual a igual con las grandes empresas en cuanto a su presencia en la red Internet.

En este artículo explicamos diversas soluciones web existentes para el uso de las PYMEs a través de Internet.

La empresa del siglo XXI es una empresa capaz de:

  • Manejar equipos humanos de alto rendimiento, que hacen uso de las nuevas tecnologías para mejorar los resultados de la empresa y al mismo tiempo, su calidad de vida.
  • Ser líder en el mercado que atiende gracias a sus elementos diferenciadores, los cuales son sustentados en gran medida a través del uso de las nuevas tecnologías.
  • Funcionar y operar aquí y en cualquier lugar del mundo sin necesidad de mudar sus estructuras.
  • Permitir la toma de decisiones estratégicas y operativas basadas en el apoyo de tecnologías de acceso global.
  • Mantener una excelente comunicación con todos sus relacionados (empleados, accionistas, proveedores, comunidad) por múltiples medios y contenidos (textos, gráficos, audio, video) con costos operativos eficientes.
  • Gerenciar el conocimiento para asegurar su adecuada transmisión, mantenimiento y mejora con los recursos humanos actuales y futuros.
  • Lograr siempre relaciones ganar-ganar para todos los involucrados en la organización, desde los clientes hasta los empleados, proveedores y accionistas, manteniendo el mejor equilibrio posible.
  • Hacer un mínimo uso del papel y disponer de toda su documentación e información en formatos electrónicos accesibles desde cualquier lugar del mundo.
  • Exponer sus productos y servicios en forma global sin limitaciones de horarios maximizando su potencial de mercadeo y ventas.
  • Competir a nivel mundial haciendo un uso óptimo de los recursos humanos, tecnológicos y financieros

Hasta hace muy poco esto era un lujo que solo podían pagar las grandes empresas trasnacionales o corporativas debido a que estaban obligadas a disponer de:

  • Una gran infraestructura de hardware y software para el manejo de sus redes y recursos tecnológicos.
  • Departamentos de sistemas con una cantidad de personas expertas en tecnología que aumentaba en función del número de aplicaciones y usuarios de las mismas.
  • Conocimientos especializados en el desarrollo de sistemas de información complejos que implicaban disponer de expertos en administración de negocios, así como en el desarrollo de software.
  • Grandes cantidades de dinero que podían superar fácilmente los cientos de miles de dólares para lograr un nivel de manejo de la información aceptable, pero con una alta complejidad en su uso.
  • Altos costos en la capacitación debido, no solo a los cursos en sí, sino también a la logística asociada a los mismos (traslados, estadías, ausencia del puesto de trabajo, etc.)
  • Gran cantidad de personas para lograr llevar el mercadeo y las ventas a los lugares más distantes.
  • Altos costos en la generación, mantenimiento y distribución del material de mercadeo y de soporte técnico por ser impreso en catálogos tradicionales.
  • Limitaciones en la escogencia de los proveedores debido a los monopolios en ciertas áreas de productos y servicios con elevados costos asociados.

Ahora bien, la buena noticia es que estas maravillas pueden ser usadas y disfrutadas también por la empresa del siglo XXI, la pequeña y la mediana (PYME) ya que gracias a los trabajos de integración y colaboración global logrados a través de la red Internet, empresas locales pueden proveerles de:

  • La más alta y mejor tecnología en sistemas de información y comunicaciones abarcando desde las redes telefónicas de video y voz sobre Internet hasta los sistemas avanzados de administración de contenidos para su acceso interno y externo en forma controlada.
  • Plataformas tecnológicas compartidas con otras empresas a través de la red Internet tal que ya no es necesario disponer de departamentos de sistemas tan complejos y costosos como en otros tiempos. Su empresa comparte el Hardware, el Software, los expertos en redes y desarrollo de aplicaciones, el soporte técnico, los repuestos y mucho más, sin que esto sea algo que afecte sus operaciones, su seguridad y su confidencialidad.
  • Soporte local, en su idioma, pagado en la moneda local, y a la vuelta de la esquina, por gente que vive su misma realidad socio-económica y que conoce su idiosincrasia y cultura.
  • Servicios modulares y escalables que le permitirán comenzar gateando para luego caminar, correr y volar de acuerdo a su presupuesto y capacidad de respuesta. El hecho de que las aplicaciones sean modulares permite que las mismas se combinen como si fueran bloques de lego que finalmente garantizan una solución personalizada a las necesidades puntuales de su empresa.
  • Una solución para cada necesidad departamental o funcional. Aplicaciones de automatización de la fuerza de ventas, comercialización de productos, catálogos digitales, entre otros, para su área de mercadeo y ventas; sistemas de telefonía sobre internet con centrales telefónicas inteligentes e interactivas para sus comunicaciones; sistemas de control de procura de materiales para automatizar su gerencia de compras; sistemas contables en línea para el área de administración; centros de soporte al cliente con funciones de call center y sistemas de seguimiento de incidencias para sus áreas de servicio y atención al cliente; completos sistemas de aprendizaje en línea con tele tutores para sus áreas de capacitación profesional y gerencia del conocimiento en recursos humanos; sistemas de coordinación de equipos de trabajo con manejo de agendas sincronizadas así como control de proyectos para sus áreas operativas, y muchas otras soluciones más.

Si haces parte de una empresa del siglo XXI, y todavía no has experimentado una transformación digital, ¡contáctanos! Nos encantaría ayudarte a lograr tus objetivos con los expertos y las herramientas que realmente necesitas. Dale clic aquí, para empezar lo más pronto posible. ¡Te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por seguridad, se requiere el uso del servicio reCAPTCHA de Google, que está sujeto a las Política de privacidad y Términos de Google de uso .

Estoy de acuerdo con estos términos .